Stranger Things, nostalgia y poco más

Un pueblo chico. Un grupo de amigos, todos niños, todos aventureros. Uno de ellos desaparece y ahí empieza la historia. ¿Dónde se metió el cabro chico? Es la pregunta que todos en Hawkins intentarán responder. En tanto se va desenrollando una trama cuática con el gobierno de EE.UU, Demogorgon y una niña llamada Elle (corto para Eleven, como el número).  Desde el minuto uno Stranger Things es una serie con corazón, puro corazón. Llena de nostalgia, guiños y referencias que la convierten en un buen homenaje a Spielberg, Stephen King, Carpenter, Raimi  y la lista suma y sigue. Hace casi

Leer más