El fútbol está de luto

Por Martín Hernández, redactor fansmagazine.cl

71 personas fallecidas y 6 sobrevivientes fue el saldo de una noche negra en todos los sentidos posibles. Toda una delegación de fútbol, que incluía dirigentes, el cuerpo técnico (con el director técnico, Caio Junior), hasta al mismísimo presidente del club, los 22 jugadores citados para el partido (donde el capitán, Cléber Santana, falleció), además de 9 tripulantes y todo un set de prensa viajaban en el avión que salió desde Bolivia, la noche del lunes (en Chile) para nunca llegar a su destino.

Viajaban para enfrentarse a Atlético Nacional, en la final de ida de la Copa Sudamericana. La fecha anterior el equipo jugó con alineación suplente ante Palmeiras, puesto que no tienen opciones en la liga y querían guardar lo mejor para enfrentar a su similar de Colombia en en climax de su primer torneo internacional. El avión, que nunca pudo aterrizar, sufrió una caída estrepitosa, donde casi todos quienes iban a bordo perdieron la vida.

Los sobrevivientes son:

  • Ximena Suárez, auxiliar de vuelo
  • Erwin Tumiri, técnico de la aeronave
  • Alan Ruschel, Jackson Follmann y Helio Neto, jugadores del club
  • Rafael Henzel, periodista

Entre los jugadores, quienes son los más afectados físicamente, se conoce la amputación de uno de los miembros inferiores de Follemann, fracturas múltiples donde destaca una en la columna vertebral que podría dejar parapléjico a Ruschel y un traumatismo cerebral  y fracturas abiertas en el caso de Neto. El portero Danilo, quien en primera instancia había salvado su vida, murió camino al hospital.

Un cambio de última hora lo generó todo

                En Sao Paulo, la Agencia de Aviación Civil (ANAC) fue quien desautorizó el viaje que inicialmente iba a tomar el club, ya que se trataba de una aeronave que no poseía la autonomía de vuelo necesaria (distancia/tiempo que tiene permitido volar un avión el línea recta, a velocidad de crucero) para el recorrido directo hasta Colombia. El plan B fue utilizar de todas formas el Airbus 320 pero hasta Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, y ahí hacer conexión con otro vuelo hacia el país cafetero: con la famosa Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación (LAMIA) y un modelo RJ100 de los años 90’.

                La causa del accidente, a pesar de que se sigue investigando, se piensa se puede deber a que el avión contaba con el combustible justo para llegar al aeropuerto de destino, sin contar con el mal clima que había y el tiempo de espera para que la torre de control autorizara el aterrizaje. La aeronave se quedó sin combustible y, producto de ello, hubo fallas técnicas. Esta es una de las razones por las que el avión no explotó, sino que se “partió” en tres.

La ayuda no se hizo esperar

                Atlético Nacional pidió a la Conmebol que se le entregara, de manera honorífica y sin jugar, el título de campeón de la Copa Sudamericana al club brasileño. Este y muchos otros fueron las muestras de afecto y condolencias hacia un club que remeció el mundo del fútbol, aunque lamentablemente, no por lo logrado en la cancha.

                A su vez, la ayuda deportiva no se hizo esperar: los clubes de Brasil ofrecieron prestar jugadores de manera gratuita durante la próxima temporada, a la vez que se suspendiera el descenso del club durante las próximas tres temporadas; equipos importantes como Palmeiras y Boca Juniors solicitaron jugar con la camiseta del Chapecoense para rendirles homenaje, y desde Europa, Benfica y Sporting de Lisboa, ambos de Portugal, ofrecieron también jugadores para ayudar en lo deportivo al elenco brasileño. En tanto, hay rumores de que el Paris Saint Germain quiere prestar ayuda monetaria con nada menos que 40 millones de euros.

                En tanto, en diversos lados del mundo se realizaron (o realizarán) minutos de silencio para rendir tributo a las víctimas, tanto en partidos oficiales (como es el caso de Liverpool-Leeds United, por la Capital One Cup) o en entrenamientos.

                Los hinchas del pequeño club de la ciudad de Chapecó se reunieron hoy en la tarde en el estadio Arena Condá para rendir tributo a quienes fallecieron en el accidente.

Nota:

Despertar en la mañana recibiendo una noticia tan triste y trágica como esta nunca es agradable. En esta clase de casos hay que enviar fuerzas de la manera en la que creamos correcta, ya sea a través de nuestra religión o deportivamente, como lo hicieron los clubes alrededor del globo. Pero lo que hay que evitar, con esta como con todas las tragedias, es ironizar, hacer motivo de chistes o de comentarios que no van al caso. Si alguien piensa que este hecho, como muchos otros, son motivo de burla o prefiere publicar con un “humor negro”, que a fin de cuentas ofenderá a los demás, es mejor guardárselo, como mínimo, hasta que el hecho “pase”. Tengamos respeto por nosotros mismos y por quienes están a nuestro lado, y sobre todo, por los principales afectados en eventos como este: los involucrados y sus familias.

Comparte y difunde...Buffer this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on RedditShare on TumblrShare on LinkedIn

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *