American Horror Story: El enigma de My Roanoke Nightmare

 

14388878_10210485410076066_1757517949_nUna casa embrujada. Un manicomio tenebroso. Un aquelarre. Un circo demente. Un hotel sádico. Las primeras cinco temporadas de American Horror Story fueron bastante claras para sus espectadores, más allá del misterio que cada una pudiera desarrollar a lo largo de sus capítulos. Pero a diferencia de las versiones anteriores, My Roanoke Nightmare, se mantuvo como un completo enigma. Y aún es posible que lo sea.
La serie fue prácticamente un secreto desde el proceso de producción hasta el estreno del primer capítulo. Desde los numerosos spots publicitarios que solo tenían como fin confundir al espectador, hasta el nuevo formato que busca ser un elemento más de suspenso – no tan innovador como arriesgado – que busca romper con los esquemas de las temporadas anteriores sin perder el terror.

Y en parte lo logra. La nueva puesta en escena es un aspecto positivo porque hace que el espectador se acerque a una cotidianidad que genera una sensación diferente e incluso más intrigante que una historia lineal. Es como ver uno de esos programas del Investigation Discovery y pensar que cualquiera podría ser el protagonista de una historia de terror o muerte.

Claro, la propuesta no es una técnica nueva ni original, múltiples películas como El Proyecto de la Bruja de Blair, Actividad Paranormal y Cuarta Fase han intentado hacernos creer que lo que vemos es verdad. Sin embargo, este cambio en la serie aporta una forma distinta de leer 14248897_10210485410196069_348086401_nel relato de terror, incluso si no logra por completo el aspecto de un documental real (la imagen se presenta demasiado perfecta y eso le quita realismo).

Aun así, no hay que olvidar que es una serie de misterio y por lo tanto, el nuevo formato de esta temporada funciona y sólo funcionará, si su objetivo es contribuir al suspenso de la trama siendo parte de una revelación mayor.

El falso documental se centra en una pareja interracial que luego de un ataque brutal, decide cambiarse de la ciudad a una casa de campo rodeada de sucesos paranormales. Basado en la leyenda de la desaparición de 117 personas en una colonia en Carolina del Norte, la historia se cuenta en dos formas: a través de las representaciones de los hechos y del testimonio de los “verdaderos” protagonistas. Para ello, los creadores de American Horror Story, Ryan Murphy y Brad Falchuk, vuelven con actores consagrados como Sarah Paulson, André Holland, Lily Rabe y Kathy Bates; y otros conocidos de la serie como Evan Peters, Wes Bentle y Denis O’Hare que aún no han hecho su aparición.

14383512_10210485410156068_185893561_n

Paciencia para todos. Esta nueva temporada promete pero todavía no sorprende por sí sola, no obstante queda mucha historia por delante y muchas aristas al respecto en las que adentrarse. Por ahora, el enigma no falla y sólo se puede esperar al desarrollo futuro de los capítulos y cruzar los dedos para que el nuevo formato no termine por ser una adición sin sentido ni dirección.

Comparte y difunde...Buffer this pageShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on RedditShare on TumblrShare on LinkedIn

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *